Publica Jason Kelly (de Bloomberg) en el diario Cinco Días que “los multimillonarios de EE UU en busca de su próximo trofeo tienen los ojos puestos en la prensa escrita local”. Los ejemplos son muy numerosos, desde el muy conocido y laureado ex jefe ejecutivo de General Electric, Jack Welch (con el punto de mira en el Boston Globe, propiedad del New York Times) hasta fortunas como la de David Geffen, interesado en adquirir el Los Angeles Times.

El segundo grupo editor de EEUU, Tribune, propietaria de diarios del nivel de Los Angeles Times y del Chicago Tribune, tiene pretendientes como Ron Burkle (magnate de alimentación), Eli Broad (inversor) o Maurice R. Greenberg (ex presidente de American International Group).

Jason Kelly recoge unas reveladoras palabras (sobre todo en clave estadounidense) de John Walter, ex director gerente del Atlanta Journal-Constitution: “Los periódicos son el equipo de béisbol del momento”.

Las razones: el liderazgo cívico y el bajo precio de las acciones de las empresas editoras tras años de crisis en el sector, especialmente en Estados Unidos.

John Kimball, director de marketing de la Newspaper Association of America, ha manifestado que “los cambios en la tecnología han sido tan rápidos que están forzando a todos los sectores, entre ellos los diarios, a tomar una perspectiva distinta”.

Es cierto que los medios necesitan una reconversión (también por estas tierras), pero tal vez no es exactamente lo mismo editar un diario que dirigir un hólding como General Electric.

La organización Magazine Publishers of America (MPA) ha reconocido algunas de las mejores portadas de las revistas estadounidenses. Algunos trabajos son francamente interesantes. Sin desperdicio la portada de The Economist sobre Kim Jong-il y el conflicto nuclear en Corea del Norte.

La MPA es una asociación que agrupa a la industria de las revistas que se editan en EEUU. Representa a más de 240 compañías y 1.400 cabeceras.

La magia del aroma del café puede tener mucho que ver en este tema. Tal vez se puede testear la creatividad urbana con un sencillo ejercicio: analizar la publicidad.

Una vez más, la ciudad de Nueva York ha dado muestras de su dinamismo con una genial campaña publicitaria de una marca de café. Sobre las alcantarillas de la ciudad se han producido centenares de tazas en vinilo que hacen referencia a las tazas de café. El texto del copy dice: “Hey, City That Never Sleeps. Wake up”.

La idea es de Saatchi & Saatchi para la empresa Folgers.
Folgers en Nueva York

¿Animales diseñando muebles vanguardistas? Es posible. Son las interesantes propuestas que realizan desde Front cuatro diseñadoras suecas.

El catálogo es un ventanal donde cualquier extravagancia tiene cabida, desde las mesas talladas por insectos hasta la lámpara que sigue el recorrido del vuelo de una mosca.

Mesa

El diario El País les dedicó un interesante reportaje en la canícula del agosto. Es el momento de rescatarlo. En él las diseñadoras de Front señalaban que es un “mobiliario del que enamorarse a primera vista u odiar para siempre”.

Y está claro en qué club estoy.

Anatomía de un asesinato, Vertigo, Psicosis, West Side Story, Espartaco, Casino… Obras maestras. La película, no cabe duda. Pero los títulos de crédito, …también. Todos son trabajos del diseñador gráfico Saul Bass (1920-1996), y verlos casi compensa el alquiler de la película.

Era más que un diseñador (él se consideraba a sí mismo como un “commercial artist”). El obituario que le dedicó el New York Times le describió como “the minimalist auteur who put a jagged arm in motion in 1955 and created an entire film genre…and elevated it into an art”.

Vertigo 

Saul Bass ha sido único: ha marcado una línea que hoy actualiza, por ejemplo, ‘Atrápame si puedes’, con una carátula que es una joya de la animación firmada por Thierry Kuntzel.

La web notcoming.com dedicó un especial a Saul Bass y se pueden visualizar sus mejores trabajos. Imprescindible.