La revista Brandchannel.com, editada por Interbrand, vuelve a colocar a Google como la marca con más impacto en nuestra vida durante 2006 (puesto que ya ocupó en 2005). Es el resultado de una encuesta en ocasiones polémica realizada a 3.625 estudiantes y profesionales del sector del marketing y la comunicación. Por el resultado registrado este año en el primer puesto (casi) puede no considerarse una noticia.

Lo relevante de este ránking –que recoge MarketingDirecto (el enésimo en este cambio de año)– es la irrupción de marcas como YouTube y la enciclopedia Wikipedia, que por primera vez se cuelan en la lista y consolidan el fenómeno Web 2.0 (más información en el blog O’Reilly Radar). La página de vídeos Youtube (precisamente, propiedad de Google) se sitúa en tercer lugar (24% de los votos), y la enciclopedia comunitaria está en el cuarto puesto. ¿Las razones? Según las palabras de Bengt Nordstrom (presidente de estrategia de la consultora de negocios y tecnología InCode) y que recoge TheSlogan.com, “las marcas de internet son las marcas que la gente usa y las que les gustan. Son más fuertes que las marcas de móviles”.

Por segunda vez, Google (32% de las respuestas) supera  en el primer puesto de un ranking global de marcas a Apple, una marca que hasta el efecto iPod era minoritaria. De todas maneras, la propia metodología del estudio señala expresamente que el sondeo no tiene en cuenta el valor económico de las marcas ni el carácter positivo o negativo de esa influencia. Aún así, ¿dónde está Coca-Cola?

La marca Google, asociada no sólo al buscador, ha extendido su promesa de marca regionalmente y ha ampliado su gama de servicios: publicidad interactiva, email, blogs… Fruto de este éxito, tiene sentido la preocupación de la propia Google por el uso cada vez más abierto del término ‘googlear’ para referirse a buscar, especialmente en inglés.

Continue reading

Interesante blog el que editan desde la empresa estadounidense de branding Name Development. Analizan varias de las tendencias más importantes en Estados Unidos sobre los nombres de las cosas. Sin ánimo de ser exhaustivo, aquí va un resumen de algunos de los últimos posts.

1. Auge de los dominios genéricos. Las direcciones web cada vez más emplean palabras clásicas. Un ejemplo de libro es el caso de vodka.com, por el que se han pagado 3.000.000 dólares. Según recogen las palabras de Kesmodel, es “a good indication of how large corporations are starting to see the value of domains as a crucial part of their international marketing campaigns”. En el texto se recuerdan operaciones similares: por games.com se pagaron 11 millones de dólares; por diamond.com algo menos, ‘sólo’ 7,5 millones de dólares. Un interesante artículo sobre los dominios de internet aquí, por ejemplo, y aunque parezca imposible, existen dominios como http://www.didyouknowthatyoucanonlyhavesixty-threecharactersinadomain-name.com/.

2. La palabra de moda: Fusion (o justamente lo contrario). Aseguran que hasta 63 marcas estadounidenses emplean la palabra ‘Fusion’, desde Flavia Fusion, Maxtor Fusion, Ford Fusion, Gillette Fusion (un interesante análisis aquí)… Este concepto de ‘dosenuno’ es ya un lugar común. Name Development critica el uso de este término: “in many cases, I don’t think Fusion communicates the benefit to the consumer, nor does the name reflect a unique and ownable brand strategy”.

3. Nombres impronunciables. Imperdible encuesta sobre cómo (demonios) se pronuncia el nuevo Casio G’zOne, un mal que muchas veces padece el sector de la tecnología cuando la búsqueda de lo interesante, lo inusual o lo moderno se convierte en un error. ¿Tal vez un guiño a “give us one”? ¿o G-Zone? Para estos casos no hay más remedio: England’s Simplified Spelling Society. Boston Globe se refería en un artículo al respecto con un inequívoco ‘Tongue-twisting Technology’. Sobre este tema existen dudas de cómo deletrear o escribir la dirección de internet de marcas como la revista ‘&.’ (conocida como http://www.andpersand.com/ en internet).

4. Palabras desterradas. Recogen el listado de las palabras desterradas que cada año elabora Lake Superior State University. Es un recopilatorio de 32 términos que deben ser desterrados (dan sus razones). Hay que evitar, por ejemplo, el uso de ‘google’ como sinónimo de ‘search’. Aviso para navegantes, ‘An Historic’ fue desterrada en 1994, ‘Appreciate’ (en 1984), ‘wellness’ (en 1987), ‘User Friendly’ (en 1984). Para reincidentes, ‘ongoing’ y ‘basically’ ya han sido desterradas en tres ediciones.

Cada vez son más frecuentes experimentos lingüísticos como el que propone Visualthesaurus.com. Ellos mismos se definen como “an interactive dictionary and thesaurus with an innovative display that encourages exploration and learning. You’ll understand language in an exciting new way”.

¿Qué significa realmente? Visualthesaurus.com es un diccionario semántico que crea campos de significado con una plataforma interactiva. Por ejemplo, buscando una palabra determinada (‘design’), en lugar de una definición o de un listado de sinónimos, facilita un árbol de significados que es posible ir recorriendo. Una de sus mayores utilidades es que funciona de forma muy similar a como lo hace nuestro cerebro.

Tiene un sencillo diseño y una alta funcionalidad. Todavía está en fase de pruebas en la versión castellana, pero es interesante trabajar con la versión en inglés. Una captura de la palabra ‘design’ vía Creativetechs.com.

Visual Thesaurus

Según la Wikipedia, un tesauro “es una lista de temas (en la forma de términos, es decir, pueden estar constituidos por más de una palabra), relacionados entre sí jerárquicamente (términos generales y subordinados), utilizadas para la indexación (con fines de archivo) y la recuperación de documentos”.

Video que ilustra todas las utilidades de Visualthesaurus.com a partir de la palabra ‘power’.

¿QUÉ es Zune? Es el nuevo reproductor musical que Microsoft lanza al mercado para tratar de destronar al iPod. Está fabricado por Toshiba, dispone de una gran pantalla de vídeo, y permite conectarse sin cables con otros Zune para intercambiar canciones. Ya en campaña prenavideña, su idea es ganar terreno frente al iPod de Apple, que ha vendido 70 millones de unidades en sus cinco años de vida.

Zune

NOMBRE. Zune es el resultado de varios años de trabajo y de la inversión de varios cientos de millones de dólares. Físicamente es muy similar al iPod, pero el posicionamiento de marca es uno muy distinto. La empresa encargada del naming ha sido Lexicon Branding (firma que ya bautizó con éxito a Pentium, BlackBerry o PowerBook).

Para David Placek, fundador y presidente de Lexicon, “la estrategia creativa fue bastante simple: no intentes parecerte a iPod o vencer a iPod. Mejor crear una nueva palabra que ayude a Microsoft a crear una personalidad distintiva”. Según la propia compañía, de los tres equipos de Lexicon implicados en el naming, sólo uno sabía que era para Microsoft. Los otros dos pensaban que era un encargo de Sony o de la MTV. Para Placek, como recoge The Tech Chronicles, “Zune’s similar sound to ‘Tunes’ made a great connection for us”.

Han trabajado en Zune más de 60 profesionales de 39 países, para cubrir las novedades en marcas de entretenimiento y definir tendencias sobre palabras y sonidos. Según The Tech Chronicles, “Lexicon also likes the buzz Zune gets from ‘z’ and that it’s a fun-sounding name. Lexicon also had to think a great deal about the iPod and how Zune would relate. Placek offered some extensive thoughts about that, which I’ll put on the jump”.

Veremos cómo les va… (por el momento, las críticas no son nada buenas).