La Barcelona que viene: 10 ideas para el futuro de la ciudad

“Por si alguien quiere tomar nota”. Así cierra La Vanguardia una serie de reportajes con nombre propio sobre las ideas que pueden abrir un futuro prometedor para la ciudad de Barcelona. La excusa ha sido el ecuador del mandato municipal (habrá elecciones en primavera de 2011), pero algunas recetas ofrecen claves que podrían ser tenidas en consideración más allá del contexto electoral y arquitectónico.

Los participantes (por cierto, sólo dos mujeres) fueron Salvador Estapé, Carme Miralles, Jordi Roglà, Isabel Coixet, Andreu Ulied, Ferran Soriano, Joan Subirats, Alfons Cornella, Josep Santacreu y Francesc Muñoz.

¿Conclusiones generales? Una autopercepción ciudadana positiva, cierta autoestima y mucho potencial, pese a que la voz realista de Jordi Roglà advirtiera de las consecuencias a largo plazo de la actual crisis económica.

Algunas de las ideas sobre el futuro urbano de Barcelona pueden ser inconcretas, pero dan algunas claves de futuro. Por ejemplo, la geógrafa Carme Miralles apuesta por entender la ciudad desde una perspectiva metropolitana, de modo que el potencial turístico y económico se comparta con otros municipios próximos.

El riesgo si no se hace, indica, sería morir de éxito. En la misma línea, Salvador Estapé hizo referencia a la capacidad impresionante de Barcelona de captar talento internacional, un fenómeno que no debe simplificarse como una ciudad Erasmus sino como un proceso para impulsar la competitividad y la creación de valor.

Según Horst Opachowski, director del Instituto BAT de Investigación Sobre Tiempo Libre y autor del libro La vida en la ciudad del futuro, la población urbana desea especialmente una oferta cultural diversa (67%), recreación en calles y plazas (66%), alta calidad de vida en el vecindario (64%), limpieza (68%) y seguridad (62%). Para ello, Francesc Muñoz apuesta por espacios urbanos auténticos y no tematizados: es decir, ocupados por población local (una necesidad imperiosa vista la sobreocupación de entornos como la Sagrada Familia o las muy decepcionantes Ramblas). El debate sobre la Diagonal tiene mucho que ver con este tema.

Otro de los aspectos que recogen los artículos es el concepto de liderazgo (y el modelo de liderazgo). Según Joan Subirats, hay que olvidar la ciudad como realidad fácil de gobernar, pues “ya no existe”. Entre las razones de este cambio estructural destacan una autoridad que se ha debilitado y una mayor diversidad.

Por ello, Barcelona debe asumir riesgos. Así lo afirma Andreu Ulied, pues en su opinión vivir en el consenso permanente limita la capacidad de tomar decisiones. Sobre una de las decisiones más controvertidas, Ferran Soriano apostó por definir unas líneas estratégicas entre las que debe estar la reinvención de la vocación industrial del área metropolitana. De forma paralela, Alfons Cornella aboga por una nueva gobernanza ciudadana: “ya no es viable un sistema organizado desde arriba que ofrece respuestas en diferido. Hay que sacar provecho del potencial, de la energía distribuida en la gente”.

¿Cómo? Josep Santacreu considera que este objetivo puede lograrse mediante la alianza entre poder, empresa y creatividad (arte y cultura), una ecuación que procede de Charles Handy.

Desde luego, para tomar nota.

3 thoughts on “La Barcelona que viene: 10 ideas para el futuro de la ciudad


  1. Precisamente Javier la semana que viene se celebra el II Congreso de las Mujeres de Barcelona, donde se debaten las diversas propuestas que grupos de mujeres han estado preparando durante este año. Estos atentos, que seguro se añadirán a tu artículo nuevas propuestas y visiones interesantes!
    http://www.bcn.cat/congresdones09/es/index.html



Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *