Periodismo: ser observador y narrador de los hechos

El pasado día 4 de marzo El País publicaba en su suplemento Domingo una entrevista a Jon Lee Anderson, que tras la muerte de Kapuscinski se ha convertido en una referencia mundial de buen periodismo desde New Yorker (ahora desde Bagdad).

El siempre acertado Juan Cruz realiza una entrevista a un periodista en un “mundo marcado por el odio” del que Publisher’s Weekly ha dicho que “unobtrusive voice mediates the voices of others faithfully and with humanizing integrity, resisting any impulse to convert what he observes into political argument. Instead, he collects grimly cinematic snapshots of Iraqi casualties that will haunt readers even after the invasion has receded into history”.

P. En esta situación, ¿qué se espera de un periodista?

R. Para mí, un periodista hoy es lo que fue siempre. Somos los que informamos al público, de la verdad, del acontecer cotidiano. Mi misión no ha cambiado; me he sentido atraído, impulsado, obligado a participar como observador y narrador de estos hechos, y pienso que ése es un deber. Al fin y al cabo, soy un ser humano, mi país está muy implicado… En términos generales, el periodismo tradicional está en una crisis, la circulación de los diarios disminuye. Yo mismo compro periódicos más por romanticismo que por otra cosa; me sé la mayoría de los titulares, por la radio, por las webs, por los cartelones electrónicos en las grandes ciudades. De momento, la tecnología no es muy atractiva para leer textos de largo aliento, como los que ustedes publican los domingos, así que por eso leo con interés lo que publica EL PAÍS los fines de semana, la revista del viernes de The Guardian o el weekend del Financial Times. Con la prensa pasará como lo que ocurrió en la época de los dinosaurios: desaparecerán los dinosaurios, pero quedarán los cocodrilos y los tiburones, que sobrevivieron de aquellos tiempos.

P. Será siempre verdad lo que decía Kapuscinski, que los cínicos no sirven para este oficio…

R. Aunque hay mucha gente cínica en el oficio. Es, de todos modos, una expresión un poco tópica del querido Kapuscinski. ¿Cínicos en el sentido de la mentira o del escepticismo?

P. A la falta de interés por los dramas que cuentan…

R. El periodismo como tal tiende a crear personas que llegan a ser un poco cansinas, que terminan no creyendo en nada… Pero por fortuna vienen nuevas generaciones de gente curiosa, que rompen moldes y que intentan no ser cínicos… Y ahora está llena la profesión de bloggers: se democratiza el acceso a la información, pero observo que por esa blogosfera circula mucha teoría de la conspiración. Tenemos una avalancha de información, pero se mezcla con los rumores. El mayor problema es que la gente pueda distinguir entre lo bueno y lo malo, entre lo certero y lo falso.

One thought on “Periodismo: ser observador y narrador de los hechos

  1. Pingback: Tinta Digital | Red de blogs de comunicación » La prensa también es buena prensa (a veces)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *