Los títulos de crédito: Kyle Cooper

Imaginary Forces y ahora Prologue Films  son dos sellos que responden a la pasión del tímido Kyle Cooper por el diseño (especialmente por los títulos de crédito). Hace unos años que Cooper abandonó Imaginary Forces para crear su propia firma: Prologue Films (con su book en el primer video de este post).

La leyenda asegura que Cooper trató de cursar una tesis doctoral sobre este tema, pero que se tutor lo descartó por considerar que los títulos de crédito eran un tema demasiado simple. Si Saul Bass fue el pionero, la trayectoria de Cooper le avala como un renovador del lenguaje que, además, ha incorporado el ordenador en todo el proceso creativo.

Fundada en 1996 y con más de 70 empleados repartidos entre Nueva York y Hollywood, Imaginary Forces dio el salto internacional con los apreciados créditos de Seven. Luego han venido trabajos que no han defraudado en films como Wild Wild West, Marvel, la grandísima Gattaca (video) o Ray.

Como contaban en 2004 desde Wired, “with his new venture, Prologue Films, Cooper has scaled back and refocused. He promises to make only a few films at a time and not to grow the staff beyond eight, give or take a few freelancers. ‘I’m not sure Prologue will take the design world by storm, but I do know that we will never do anything that I do not think is perfect. I will never compromise again’”.

Sobre Seven, el diario El Nacional le realizó una entrevista en 2001 en la que afirmaba que el director

“David (Fincher) sabía que tenía que introducir al asesino en los primeros minutos de la película, o en el peor de los casos lograr una presentación de créditos que mantuviera a la gente excitada, ya que Kevin Spacey no aparece sino después de la primera hora. En Seven, la presentación es completamente consistente con el lenguaje que usa el director a lo largo del film. De hecho, los créditos se convierten en el inicio de la película. Allí, los modelos tipográficos se convierten en actores para mí”.

Hace unos años estuvo en el Festival de Sitges, y los asiduos cuentan que son unos modestos genios de la comunicación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *